Nuestros libros transitan, viajan, giran, ruedan... hasta llegar a sus manos

Inicio > Revista > Sumario > Articulaciones > Una lección de poesía

Una lección de poesía

A propósito de No importa existe el viento

Por Joan Bernal*
joanbernal@gmail.com

Joan Bernal

Lo primero que hay que decir es que este libro es toda una lección de poesía. Quiero decir de una manifestación muy propia de la poesía que en lo personal me gusta mucho. Tengo la sensación de estar viviendo dentro de una pintura cuyas imágenes me son familiares...sí. Pero es por el hecho de que me relaciono distinto con las imágenes en sí, o con los elementos que las componen, que también me resultan nuevas. Las palabras se atrajeron de una manera diríamos tan única que el cosquilleo o el hipnotismo ocurre de inmediato.

Es un libro más escrito con el corazón que con la cabeza. De ahí su sintaxis. O como dice Silvia "toda forma pende indiscriminadamente de algún borde". Por esa sintaxis apasionada y por ese pálpito que se siente en todo el libro la enumeración no es en lo más mínimo cansada. Más bien nos lleva a la sorpresa de encontrar amoríos como los siguientes: "el arrullo mentiroso de los derechos humanos" , "no hay perdón para el mal calibre de pájaro".

Tengo la idea de que este libro o que los poemas de Silvia retratan muy bien nuestra vida interior. Y hasta envidiamos la manera absolutamente genuina en la que Silvia escribe su propia bitácora.

Ojalá todo el que lo lea se pierda. Es decir se encuentre. Es decir se atreva a soltarse.

El no importa de este libro no es de indiferencia. Es más bien de apuesta, de asumirse en la vida. El no importa de este libro anuncia el desconcierto, la inmensa evocación, el asombro. Dispongámonos a leer esta joya literaria. Esta rara y pulida joya que es también música y pintura.

Este libro de apenas dos partes, blanco y pavimento, nos cuenta una historia. Seguimos esa historia a veces con la sospecha, a veces con la convicción de que nos toca a nosotros continuarla hasta otro punto final o hasta su desenlace. Nos gusta ese vaivén del libro entre una línea y otra. Entre, digamos, un capricho y otro. Ahí vamos nosotros, personajes ya de la historia, atisbando, descubriendo, coqueteando.

Un fragmento nos cuenta de cómo una ventana mordía a un pájaro, otro fragmento de cómo una espalda, la espalda de él, se descomponía en trazos, resaltando el carácter pictórico del libro.

Apunto también en este breve acercamiento los títulos. Son lapidarios y piezas claves en el desarrollo de la historia. ¡Muy bien puestos!, muy bien instalados en esa parte difícil de la escala. Leídos al principio o al final tienen la misma naturalidad de cualquiera de los versos. Se ve que en lo más mínimo Silvia pujó, apretó los dientes o los puños para que estas palabras surgieran y aparcaran de un modo deliciosamente etéreo, despreocupado.

Qué dicha que los admiradores de los poemas de Silvia, que cada vez somos más, tengamos en conjunto una buena muestra de su trabajo.

Otro de los primeros buenos, interesantes y bien hechos libros que hemos leído recientemente.

Atrévanse a emigrar, no importa existe el viento.



*Joan Bernal San José, Costa Rica (1974)

Poeta y profesor. Actualmente imparte clases de español como segunda lengua.
Formó parte del Taller Literario del Café Cultural Francisco Zúñiga Díaz. Ha publicado dos libros de poesía: Premonición (Costa Rica: Taller Literario Francisco Zúñiga Díaz, 1996) y Homenaje a la ceniza (Costa Rica: Ediciones Perro Azul, 2006).
Su antología personal Vivo Delirio fue publicada en conjunto por la Editorial de la Universidad de Costa Rica (EUCR) y la Fundación Casa de Poesía como parte del Festival Internacional 2010 organizado por esta fundación.


Nuestros libros transitan, viajan, giran, ruedan... hasta llegar a sus manos

The rolling book®   |   rollingbook@gmail.com   |   Costa Rica,2010

Valid HTML 4.01 Transitional   ¡CSS Válido!