Nuestros libros transitan, viajan, giran, ruedan... hasta llegar a sus manos

Inicio > Revista > Sumario > De Parénquimas y Médula > Sobre Versiones del Óxido

Brevísima especulación y una hipótesis descabellada sobre el poema Versiones del óxido de Silvia Piranesi

(o el corvus coraxde tres patas, el tiempo, la mirada y la ventana)

"No se puede eludir lo infinito huyendo hacia otra infinitud"
Umberto E.

"Todo lo que es recto, miente...Toda verdad es curva,
el mismo tiempo es un círculo..."
Niestzsche

Por Melvyn Aguilar D.*
ratonera66@gmail.com

Melvyn Aguilar

i. Prolegómeno

Hay un sistema disponiendo de los hechos, existe un orden que altera, escribe y desecha lo hecho, los eventos que cuando suceden se esfuman.

ii. Especulación

La mirada -la de ella- ubica su objetivo, se proyecta sobre el cristal, lo atraviesa, la mirada se refracta, surge el "refringo", el quebrantamiento de la luz, el refractus. Hay pérdida, cambio de velocidad al pasar del interior al exterior, "variación de ángulo" -todo ocurre en el mismo plano- el objetivo, ahora objeto -el que ella asió con la mirada- desacelera, gradúa a destiempo el vuelo, tardíamente -la ventana lo atrapa- al igual que la mirada.

Ahora, ella, el objeto y la mirada son uno -son prisioneros-. ¿Quién dispone los hechos?

El objeto pende móvil de un extremo de la mirada, en el otro extremo ella está inmóvil, eternamente inmóvil lo ve balancearse, oscilar, trazar solemnemente sus diagonales. Entre ella inmóvil y el objeto móvil, desde ahora, existe la oblicuidad. En torno a ella suceden hechos, sucede el mundo, todo cuanto acontece se superpone, todo cuanto existe se mueve, su mirada es el hilo que une la danza de las cosas con un sitio, un momento fijo del universo-, todo lo que sucede se esfuma, hay desequilibrio y equilibrio, hay equilibración.

¿Quién puede negar que las cosas futuras no son todavía? Y sin embargo en espera de ellas nos hallamos. ¿Quién puede negar que las cosas pasadas no son ya? Y sin embargo en nuestra memoria permanecen las cosas pasadas. ¿Quién puede negar que el presente no tiene extensión, por cuanto sucede en un instante? Y sin embargo nuestra atención permanece y por ella, lo que aún no es, se apresura a llegar para desvanecerse.

iii. Hipótesis

La mirada de ella solo existe porque existe el cuervo, el cuervo solo existe porque existe la ventana; ella, la mirada, el cuervo y la ventana existen porque sucede l'inquiétante étrangeté. Aquí hay un debate entre lo idéntico y lo distinto.

Por un instante sucede el delirio estético y surge el poema, por un instante hay estabilidad en el cosmos -se desborona la certeza- hay quietud y sin embargo -Panta rei en el Ein - sof- el tren sigue su marcha sobre los intangibles fierros de la imaginación, -pasmo en el vacío-, la poeta inmóvil viendo la ventana que se mueve en el vagón que se mueve en el mundo que se mueve, un pájaro se aproxima -hay silencio- hay mysterium, hay tremendum, hay fascinans, sobreviene el numinous.



*Melvyn Aguilar Delgado San José, Costa Rica (1966)

Cursó estudios de Sociología en la Universidad de Costa Rica.
Es cofundador del Colectivo Octubre Alfil 4 y del Colectivo Voz Urbana, así como del Anti-Taller-Anti.
Ha publicado el libro de poesía Territorios habituales (Editorial Arboleda, 2006).
Ha sido incluido en: Poesía del Encuentro. Antología del VII Encuentro Internacional de Escritores, Costa Rica 2010 (Media Isla Editores); Noches de poesía en El farolito (Editorial Perro Azul,2007); Sostener la Pala-bra (Editorial Arboleda) y en Lunada Poética. Poesía Costarricense actual (Ediciones Andrómeda, 2005)
Su obra ha sido publicada en revistas como Los Amigos de lo Ajeno y Anuario de Arte Costarricense.
Publica el blog La Ratonera y es coeditor de la Revista de Literatura Costarricense La Mandrágula y de la plataforma virtual The Rollig Book.


Nuestros libros transitan, viajan, giran, ruedan... hasta llegar a sus manos

The rolling book®   |   rollingbook@gmail.com   |   Costa Rica,2010

Valid HTML 4.01 Transitional   ¡CSS Válido!